DE VUELTA A LOS ENTRENOS Y CON LOS OBJETIVOS MAS CLAROS QUE NUNCA

lunes, 12 de agosto de 2013

EL EMBRUJO DE LAS ANTENAS..., PREPARANDO LOS 100 KM MADRID SEGOVIA

Una toma de contacto con las medias distancias y con la montaña era lo que tocaba hoy, y al final resultó un buen entreno en el que no falto casi de nada y en el que no pude resistirme al final, AL PODER DE LAS ANTENAS, mi nueva pasión...


Rotonda de la bicicleta, Taracena, Pico del Águila, Valdenoches, Las Galeras,  desde allí a Iriepal para subir a las antenas y desde estas por el camino el convento hacia la rotonda de la bicicleta para terminar.

Cuando llegué a Iriepal llevaba acumulados 26 km y serían sobre las 11:00 de la mañana, un poco tarde a causa que me perdí a la hora de subir el pico del Águila y a la hora de bajar también (ya que no hacía nada más que seguir caminos que me llevaban a barrancos y precipicios), pero al refrescarme en la fuente de Iriepal y mirar hacia arriba las vi a lo lejos, Altas, Erguidas y Esbeltas, LAS ANTENAS, en lo alto de la montaña y no me pude resistir al poder de su silenciosa llamada, con sus ondas invisibles invadieron mi cabeza diciéndome “Peñu sube a vernos, haznos una visita, no te arrepentirás…” y dada mi condición de Hostil, su embrujo y su gran poder invisible, no pude resistirme hacer lo que me pedían…

Subí, subí y subí y entonces fue cuando oí un lamento…, eran mis piernas las que se comunicaron conmigo pidiéndome clemencia y diciéndome que una cuesta así era para subir andando, pero a pesar de los kilómetros acumulados y en tremendo calor que hacía, mi Hostilidad no me permitió hacerlas caso. Lo mío me costó alcanzarlas (con razón Vicente no quiso un día subir conmigo a saludarlas), pero cuando las alcancé, las vistas que me regalaron y una suave brisa que corría allí en el llano, merecieron la pena de tal brutal esfuerzo.

El camino que sube desde el cementerio de Iriepal.


Iriepal en el llano con el fondo de la Peña Hueva y el Pico del Águila.


Vista de Guadalajara desde las antenas.


Otra cosa que quería destacar y que la gente se olvida de ella, son las FUENTES de los pueblos, esas grandes desconocidas,  esta bien correr con mochila de líquidos pero es mucho más gratificante  planificar una ruta teniendo en cuenta estos puntos de refresco, en Valdenoches y en Iriepal recargué las pilas bebiendo de sus fuentes y refrescándome cara, cabeza y mojando mi gorra, otros afortunados también se podrán mojar el PELO, aunque ese no es mi caso…

Llegué a casa bastante cansado y con la certeza de haber acumulado unos 500 metros de altura positiva y cuando descargué el entreno al Pc, mi sorpresa fue el saber que les metí a mis piernas más de  800 metros de desnivel  positivo, para algunos corredores de montaña esta cifra puede parecer ridícula, pero para mí y hoy por hoy es la mayor altura que he acumulado tanto entrenando como compitiendo.


Que gran estreno han tenido mis nuevas NIMBUS 14, con unas sensaciones muy, muy buenas y una ausencia de dolor muy gratificante.


Que envidia me dio mi mujer que se iba con los niños a la piscina y yo más bien sólo tenía el tiempo justo de estirar brebemente, ducharme y comer para irme a currar, ya que no sólo de RUNNING vive el hombre.

1 comentario:

  1. Gracias amigo por acordarte de mí en tus inicios. Es impresionante este tu primer año de carreras.ESpero que tu siguiente gran reto, los 100 km, te llene de satisfación. Suerte campeón.

    un abrazo
    vicente

    ResponderEliminar