DE VUELTA A LOS ENTRENOS Y CON LOS OBJETIVOS MAS CLAROS QUE NUNCA

sábado, 25 de abril de 2015

PREGUNTAS SIN RESPUESTA, DUDAS, NERVIOS, PRESIÓN, INCERTIDUMBRE...

No tengo remedio, otra vez en mi mano un dorsal para un Maratón,...


...y con unas sensaciones de calma y nerviosismo entremezcladas, dudas e inseguridades... En esta ocasión voy con menos kilómetros que nunca, ritmo de crucero muy bajo y con una cantidad de dolencias y molestias innumerables.

Pero las buenas sensaciones (entre comillas...) de los últimos entrenos y competiciones, me hacen ser optimista (que no ambicioso) y mirar con ilusión esta carrera. 

Si pincho, mis dolencias aumentan exponencialmente y me dan por culo o el tío del mazo me da un buen hostión..., no me preocupa, ya que mis compañeros de club viajaran entre las 3 y 5 horas y seguro que alguno se apiada de mi y me rescata.

3:25 - 3:32 sería sería un tiempo aceptable, a por el. Además hay un buen número de Testas muy golosas en juego, llevaré la espada bien afilada por si acaso...

La verdad que no he podido realizar el entrenamiento que me hubiera gustado, ya que mi rodilla se resentía con las tiradas largas, con los ritmos controlados y las series, así que lo único que he podido hacer es acumular 500 kilómetros a ritmo de BARREIROS, se que esto no es suficiente para enfrentarme al este maratón, pero es lo hay...

Cuando tienes la certeza que seras derrotado en el campo de batalla por falta de adiestramiento, tienes dos opciones:

*Abandonar sin ni siquiera intentarlo, dándolo todo por perdido de antemano.

*O por el contrario intentarlo a sabiendas que será muy duro y difícil.

Pero elijas la opción que elijas, SUFRIRÁS..., SUFRIRÁS por darte cuenta que eres un cobarde, no has tenido las pelotas suficientes de intentarlo y porque nunca sabrás lo que realmente hubiera sucedido
o por el contrario SUFRIRÁS por intentarlo y no estar lo suficientemente preparado.

Yo me quedo con la segunda opción, ya que en este mundo hay demasiados cobardes...




No hay comentarios:

Publicar un comentario