DANDO LOS ÚLTIMOS COLETAZOS A LA TEMPORADA...

miércoles, 24 de febrero de 2016

21-02-16 DRAGON TRAIL (UCEDA), CUANDO UNA IMAGEN HABLA POR SI SOLA

"Cuenta la leyenda, que desde hace muchos meses, un Bravo soldado Gallardo, tenía miedo a la lucha con un Dragón, llamado Trail... Pero como dice otra leyenda "de Marchamalo y flojo, no lo pare madre...", este soldado Hostil le echó un par de pelotas, se puso su mejor armadura, cogió sus mejores y más afiladas armas, y se fue a la caza del Dragón. Mucho menos esfuerzo le costó Rebanarle su enorme, ardiente y humeante Testa de lo que pensaba, y casi sin esfuerzo lo logró. 
Pasaron los años, y siempre contaba esta historia a sus descendientes, mientras comían unas raras y a la vez exquisitas croquetas, alrededor de un cálido fuego. Pero estas no eran unas croquetas cualquiera, ya que estaban hechas con la carne de aquel fiero y temido Dragón, doblegado y Rebanado por la Hostilidad de este Humilde Narrador..."


Al final me voy a acostumbrar a DISFRUTAR y a que las cosas salgan siempre bien. Este era mi primer Trail de estas características, 25 kilómetros de montaña, con sobre 600 metros positivos acumulados y cruzando el río Jarama en dos ocasiones.


La verdad que me daba un poco de respeto todo ello, pero al final DISFRUTÉ muchísimo y las cosas salieron mucho mejor de lo esperado. Estudiando el recorrido y el perfil de la carrera, calculé que terminando entre 2:40:00 y 2:50:00 me podría dar por satisfecho, pero mi tiempo y mis sensaciones fueron mucho mejor de lo esperado en un principio.

Además del equipo Villano alguna cara conocida por allí, como Francisco Muñoz, David Meco y compañía y José Luis Martinez  Jimenez.


Una mañana fabulosa de febrero para correr, comenzando la carrera con 6ºC y terminando con casi 15ºC. No parecía lo más lógico, pero hablando con Verdeal, la decisión estaba tomada, pantalón corto y manga corta.


Me di cuenta que algunas personas nos miraban con cara de: "donde van esos locos con tan poca ropa...".

Selfie antes de la salida y a DISFRUTAR.


La salida fue rápida aunque no desbocada...



...saliendo el primer kilómetro a 4:08. Unos primeros kilómetros muy alocados, ya que hasta que cruzáramos el río Jarama en torno al Km 6 era todo bajada. El recorrido no tenía barro, pero si unos enormes charcos en el medio del camino, cubiertos de un grueso hielo, por lo cual había que correr por los laterales del mismo y en ocasiones cediendo el paso a algún compañero.

Estos primeros kilómetros saldrían mucho más rápidos que lo planificado inicialmente, corriendo entre 4:10 y 4:15 este tramo. 



En todo momento iba viendo a mi compañero de equipo Verdeal, sobre unos 50 - 80 metros por delante de mí, pero en ningún momento intenté viajar con él, el haría su carrera y yo la mía.

Poco antes del Km 4 se encontraba el primer avituallamiento, pero que al ser tan pronto, no haciendo calor y encima estar bajando, no vi a nadie pararse a repostar.

Sobre el Km 5 alcanzo a una chica y la adelanto sin más. En aquel momento no le di mayor importancia (aunque después sería alguien relevante en mi carrera, al estar haciendo la goma con ella durante toda la carrera y adelantarnos mutuamente en más de diez ocasiones...).

Nos acercamos al Km 6, donde cruzaríamos el río Jarama por primera vez, y mientras saco el móvil para hacer unas fotillos de este momento, me doy cuenta que la chica que adelante previamente, ahora se encuentra delante mía.


En esta ocasión el agua llega aproximadamente por las rodillas...


...y la gente cruza el río como si nada.


El agua estaba fría, pero al ir centrado en carrera, tampoco fue excesiva la sensación térmica.

Mientras las zapatillas van escurriendo el agua a medida que corremos...


...nos dirigimos a la zona de las cárcavas y de camino a ellas adelanto otra vez a esta chica.



Sobre el Km 8 comenzaríamos a subir, los primeros tramos se podían hacer trotando...



...y yo me preguntaba donde estaba la subida de verdad, hasta que me tope con ellas de bruces...



















...siendo en ocasiones difícil de subir incluso andando y picando bastante las piernas.

Una vez coroné la parte más dura, me paré un momento a recuperar el aliento, me quité el buff de la cabeza, ya que me sobraba todo y realicé unas fotos de por donde habíamos subido...


...también realicé fotos de aquel regalo de la naturaleza para la vista...



...incluso alguien me pidió que le sacara una foto con las cárcavas de fondo.

Arriba del todo, las vistas eran todavía mejores, aunque acojonaba un poco la cercanía del precipicio en nuestro recorrido. Además había llegado arriba 20 minutos antes de lo planificado, increíble.



Corriendo por la parte más alta de las cárcavas me doy cuenta que esta chica se encuentra por delante de mí otra vez...


...y la adelanto antes de comenzar el descanso por la ladera de la montaña.

Correr lateralmente y con tanta pendiente no es lo mío...


...sólo pensaba que el primer tropezón o resbalón, iba a terminar rodando en el valle.


Pero luego después de este tramo, el descenso fue mucho más ameno y divertido, pareciendo un auténtico "slalom", sin parar de bajar y bajar y girar y girar...




Una vez abajo, cruzamos la carretera y poco antes del Km 14 se encuentra en segundo avituallamiento, donde paro brevemente, relleno isotónica y me voy corriendo de allí, con un puñado de panchitos en una mano y un puñado de gominolas en la otra, a cruzar el río por segunda vez. En esta ocasión cubría un poco más y llego a mojarme hasta los muslos.



Un poco de campo a través y vamos a parar a una pista. En donde me doy cuenta, ante mi asombro, que "esta chica" se encuentra una vez más delante de mí...


...y teniendo una buena vista de donde veníamos.


En un cruce de caminos antes del Km 16, veo venir a David Meco, que se había perdido junto a alguien más. Viajamos unos metros juntos charlando y al poco rato me dice que se marcha hacia delante, yo le agradecí la invitación pero seguí en solitario, yo ya tenía mi batalla particular.

Al poco rato de marcharse Meco, me pongo en paralelo con la coprotagonista de esta historia y la comento que si se ha dado cuenta que llevamos toda la carrera haciendo la goma..., me miró brevemente, esbozó alguna palabra que no entendí muy bien y continuo a lo suyo. Lástima que no fuera más simpática y habladora.

El caso que la adelante de nuevo, pero al realizar la foto del cuestón del Km 17 me la encuentro otra vez por delante de mí, esto ya huele...


La bajada del Km 18,5 al Km 20 me dejaron roto del todo, soy un pésimo bajador y sufro mucho. Encima si la pendiente es considerable y el camino esta lleno de piedras, ya ni te cuento. Mi compañera de viaje que bajaba como una gacela abrió una brecha entre los dos de más de 150 metros.

A sabiendas que la distancia entre los dos se haría aún mayor, paré en el avituallamiento del Km 20, donde recargué bebida y cogí un puñado de conguitos...


...que me los iría comiendo por el camino, mientras intentabas dar caza a mi compañera una vez más.

Del Km 20 y hasta el Km 21,5 las cuestas se sucedían una tras otra...


...y mientras esta chica subía andando yo combinada trotar y andar para darla caza, pero cuando la última cuesta la subió entera trotando...


...yo me vi obligado a hacer lo mismo, aunque muchas ganas no es que tuviera, ya que desde hace un par de kilómetros me noto las piernas muy pesadas. Lo bueno fue que el subir trotando me permitió dar caza y rebanar a dos o tres corredores que llevaban delante de mí durante toda la carrera, uno de ellos era el que me pidió que le fotografiara al coronar la zona de las cárcavas.

Km 22, una pista perfecta para correr, llana y picando ligeramente hacia abajo y entonces "se acabó el cachondeo". Guardo el móvil, saco la espada de REBANAR, y se despierta en mí, mi vena asfaltera, con un sólo objetivo en la mente y un sólo punto de mira: ganar la posición a esta chica aunque sea la último que haga... Comienzo a subir el ritmo a la espera que mis piernas respondan, 4:40, 4:30, 4:20, 4:15 y aquí estabilizo, no voy más. Pero fue suficiente, no se dio cuenta, ni se enteró, un golpe certero, y su cabeza cayó a la cuneta del camino. Pero no fue la única en caer, ya que mi ritmo de asfalto aplicado al trail se llevó por delante otras tantas Testas, en mi camino hacia la meta.

La mala suerte quiso que sobre el Km 24 y al cruzar un ínfimo arroyuelo, casi me quedara atrapado en el cieno.


A escasos metros de la meta, Jorge, el marido de Miriam, deja constancia que mi DISFRUTE de aquel día fue real, llegando a meta dándolo todo..


La organización también hizo lo propio.



DRAGON TRAIL 2.016 (UCEDA)  24.750 METROS SEGÚN MI GARMIN
Nombre
Pos. General
Pos. Categoría
Tiempo
Ritmo
FRANCISCO PEÑUELAS SANCHEZ
59

2:18:47
5:35




Enlace con las clasificaciones: 
Enlace con las galerías fotográficas:
https://www.flickr.com/photos/132268295@N07/sets/72157665025627835
https://www.flickr.com/photos/132268295@N07/sets/72157664824611012
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.901522119955432.1073741920.349683031806013&type=3

Después de todo esto, una ducha gratificante y en donde en el vestuario ni Francisco Muñoz ni yo fuimos capaces de encontrar un peine para peinarnos...

Para finalizar huevos con patatas que daba la organización.



Conclusiones:

Antes de comenzar la carrera mucha importancia le di al tema de cruzar el río, que si zapatillas y calcetines de repuesto, si cruzar con bolsas de basura en las piernas, cruzar descalzo etc. Al final cruzar el río no fue para tanto, un tramite mas, como pisar un charco muy gordo... Además al día siguiente, ni rozaduras, ni ampollas y con el mismo numero de uñas que comencé la carrera, y claro está que no eran 10...

Con la ropa me ocurrió igual, mallas cortas o piratas, camiseta de manga corta, larga u hombrillos, camisetas técnicas o térmicas..., para al final correr como siempre, manga corta y malla corta. 

El mayor acierto que tuve en esta carrera fue la elección de la ropa y las zapatillas...



...estas últimas con tan sólo una toma de contacto de 12 kilómetros y dos pequeños paseos, se comportaron heroicamente en esta dura batalla.

Esta carrera me hizo sentirme como en casa, ya que muchos tramos tenían mucha semejanza, con la parte de arriba de las Garcias, el Mortirolo, la cuesta el Caballo o la Galiana.

Mi colega de Chiloeches que participaba en la carrera de 12 kilómetros, José Luis Martinez Jimenez, al final volvió a subir al podium de una carrera (al final va ser verdad que es tan bueno como me decía). También hacer mención al podium del gran Francisco Muñoz.

Al mirar la clasificación me di cuenta que con la chica que fui haciendo la goma durante toda la carrera, terminaría siendo la primera senior femenina, buena carrera Natalia, me costo mucho pero al final pude ganarte la posición, una pena que no fueras más habladora....


También hice casi toda carrera junto algún miembro del RunActiva y con el muchacho al que le saqué la foto.

Los avituallamientos fueron generosos aunque muy difícil de saber donde estaban ubicados, ya que las informaciones de la página y de los correos enviados eran diferentes.



Camiseta bonita.


 Buena organización, aunque bastante gente se perdió. Y respecto a lo del material obligatorio, creo que alguna cosa sobró, además no entiendo porque dicen que se revisará el material antes de la salida y que durante el recorrido habría también algún control sorpresa y luego no hubo nada. No comprendo este engaño al corredor. A mi que se olvidó la manta térmica y estaba acojonado de que no me dejaran participar en la carrera..., que ganas de pasar un mal rato a lo tonto.

Muy variados tipos de terreno.









Duchas y comida al final de la carrera. 

Y el pobre Edu Lozano, que un resfriado le impidió  participar de esta bonita aventura.

P.D.: Se puede correr, DISFRUTAR, competir y fotografiar a la vez??? La respuesta esta clara "SÍ" . El año que viene repito.