DE VUELTA A LOS ENTRENOS Y CON LOS OBJETIVOS MAS CLAROS QUE NUNCA

viernes, 7 de octubre de 2016

01-10-16 PUEBLA DE BELEÑA, CUANDO MENOS TE LO ESPERAS SALTA LA "RANA..."

El mundo "runners" o "ranners", es incomprensible..., un día buscas una carrera, donde puedes intentar luchar por un pódium, y te estampas sin conseguir nada. Otro día vas a otra carrera, sin pretensiones de nada, simplemente hacer un entreno de calidad y al final terminas subiendo al segundo escalón del pódium, o a la "segunda alpaca", mejor dicho, y con una "RANA" en la mano.



Una carrera un sábado por la tarde, no muy lejos de casa, gratuita, 9,2 Km la mayoría por caminos y que la utilizaría, como entrenamiento a ritmo controlado de competición.

Conociendo las clasificaciones de los anteriores ediciones y participantes de las misma (hay que estar siempre bien informado de todo), me desplacé hasta la Puebla de Beleña, con la intención de terminar entre los 10 primeros clasificados. Presuponiendo que allí se encontrarían hoy, como en ediciones pasadas: los yunqueranos David Meco, Jesús Céspedes y Antonio González (Toño), además de David Alonso (ganador de hace varias ediciones), Julian Senén (ganador de la pasada edición), José Luis Martinez Jimenez (que dijo el año pasado, que estaría presente en esta edición). También el año pasado estuvo de espectador Jesus Nuevo Osorio, por lo que pudiera venir algún miembro del Guadatrail, más la gente que no conozca yo.

Resumiendo, hoy supuestamente con tanta élite aquí, no hay cabida para mí en el pódium de esta carrera (por lo menos ese mi pensamiento antes de acudir a la carrera...). Además los tres días previos a esta carrera, había entrenado bastante fuerte y estaba y estaba algo cansado.

La carrera comenzaba a las 18:00 y yo llegaba sobre sobre las 17:30, pensaba que llegaba tarde, pero llegué el primero, casi a la vez que dos muchachos salían de un coche, acompañados de también de una chica. Uno llevaba la camiseta de la Madrid-Segovia 2013 y otro con barba, del cual me sonaba mucho su cara, pero no sabía de donde, mal asunto pensé yo, otros dos que terminan por delante mía...

No pude aguantar mi curiosidad y me acerqué hasta él, para preguntarme de dónde me sonaba su cara. Al final resultó que le conocía por partida doble, hablé el año pasado con él en la media de Guadalajara, ya que llevaba una camiseta de la Madrid-Segovia y además también este año también la ha corrido, haciendo un tiempazo, llegando a ser SUB 12, este chico es Miguel Mateo. Estuvimos un buen rato charlando sobre aspectos y temas de la Madrid-Segovia.


A medida que se acerca la hora de la salida, voy saludando a más gente, entre otros Salva y Juan José Castillo de Humanes.

Recojo el dorsal, me cambio, caliento un poco y no veo a nadie de los que yo presuntamente, presuponía que hoy estarían aquí. Entonces el planteamiento de carrera cambia radicalmente, de ser un entreno de calidad, a ser una competición. Busco entre los participantes a posibles rivales, y seleccioné, sin conocer a nadie, a un chico con coleta que es la pareja de Raquel Sierra y a otros dos con buena presencia, además de los dos de la Madrid-Segovia.

Como soy bastante despistado, no me había enterado, que Miguel Mateo, no había venido a correr, sólo a acompañar, bueno un rival menos, pensé yo...

Una vez en la línea de salida, Miguel me dice que tengo muchas posibilidades de subirme hoy aquí al pódium. Yo le pregunto por su amigo, cómo es, y me dice que no es rival para mí, que no me preocupe. Me desea suerte y me dice que vaya a por todas. Los ánimos de Miguel fueron vitales y una importante inyección de adrenalina, justo antes de comenzar la carrera, confiaba en mí, casi más que yo mismo. Una persona que casi no me conoce de nada y confía en mí de esa manera y me incita a que luche por mi pódium hoy aquí. Muchas gracias Miguel, me diste mucha fuerza.

Al igual que el año pasado hacen sonar el cencerro...

Foto de archivo 2015

...dando comienzo la carrera

La salida fue, yo creo, la más rara que recuerde, muy relajada, como si se tratara de un día de entreno tranquilo con los amigos, en donde nadie se atrevía a lanzarse. Pasaron con 150 metros, y yo no podía con esa parsimonia, iba incómodo, demasiado contenido para estar compitiendo y no podía por más tiempo sujetar los caballos, se me desbocaban por momentos...

Por lo cual y aprovechando la bajada, mientras dábamos la vuelta al pueblo, me tiré a "tumba abierta", con la finalidad de estirar la carrera. Prefiero hacer un hueco en carrera y posteriormente luchar por intentar mantenerlo, que tener que jugarme la carrera en los últimos metros de la misma.

La verdad que se fue de las manos, saliendo el primer kilómetros a 3:45, pese a los primeros metros ir de  paseo. El recorrido era diferente al del año pasado y en lugar de subir a las lagunas por el rastrojo, subiríamos por la carretera.

Voy completamente en solitario, no miro hacia atrás en ningún momento, pero tampoco escucho  ninguna pisada tras las mías y eso me agobia mucho, ya que tengo que ir pendiente del marcado del recorrido, y tengo miedo a perderme y cagarla, porque no hay nadie abriendo la carrera (bicicleta, moto o quad). Además llevo todo el peso y responsabilidad de la carrera, en mis costillas, voy marcando el ritmo de carrera,  y no estoy acostumbrado a eso. Es la primera que voy yo marcando una carrera.

Sería sobre el Km 1,5, cuando dejamos la carretera y giramos a la derecha por un camino,  alguien me alcanza, pero sin llegar a adelantarme, ni ponerse tampoco en paralelo, simplemente ha cogido mi rueda..., yo sigo a lo mío, pues aún queda mucha carrera.

Sobre el Km 3, giramos hacia el camino que no llevaría a las lagunas, en donde miré hacia atrás, y vi que el tercero y el cuarto corrían paralelo, como 150 metros por detrás nuestro. No puedo dormirme en los laureles, con lo que subí un poquito más el ritmo, con la finalidad de acrecentar más el hueco con ellos. Mientras que a la vez intentaba descolgar a mi compañero de viaje, en ocasiones lo conseguía, pero al final volvía a alcanzarme. Se que ir tirando todo el rato de la carrera, más tarde o más temprano me pasará factura.

Llegamos al Km 5, donde damos un giro casi de 180º...


...iba con la garganta, la boca y los labios, completamente secos, y que en ese punto, no nos dieran agua, me dejó un poco descolocado, cosa que aprovecho mi compañero de viaje, pegando por sorpresa un fuerte cambio de ritmo, en ese giro, abriendo un hueco irrecuperable entre los dos. Luché para que este hueco no fuera creciendo y a duras penas lo conseguí. Aunque no tiré la toalla en ningún momento, era realista y sabía que no podría alcanzarle, a ser que pinchara o algo por el estilo.

Entonces me centré en mantener mi segundo puesto de carrera, que no es poco. Llegué agobiado sobre el Km 7, donde volveríamos a coger el camino, que nos llevaría de nuevo a la carretera. Miré hacia atrás y los 200-250 metros que me alcanzaba la vista, no vi a nadie. Pero como no me gustan las sorpresas de última hora, no bajé el ritmo, incluso lo subí un poco, corriendo por momentos entre 3:45  y 3:50 bajando por aquel camino y recortando metros a mi predecesor. Esto de ir segundo, intentando coger al primero, y que a la vez no me coja a mi el tercero, es un "sinvivir".

Llegando de nuevo a la carretera, sobre el Km 8,5, me tiré de nuevo a "tumba abierta", aunque sé que no me hacia falta, mi Hostilidad no me permite relajarme, al primero no le iba a coger, ni el tercero tampoco me iba a coger a mi. Poco antes de coger el cuestón que me llevaría a la meta, Miguel Mateo, corre unos metros conmigo, acompañándome, felicitándome y diciéndome: "ves como tenía razón cuando te dije que hoy subirías al podium...", que grande este Miguel. La chica que les acompañaba (que al final resultó ser la mujer de Miguel...) también me animó efusivamente. Y para rematar, otro bonito gesto, el ganador de la carrera me estaba esperando en la línea de meta, para felicitarme, al igual que hicimos ambos con el tercero. ¡QUE BONITO ESTO DEL RUNNING!


Agua, isotónica, incluso un buff nos dieron, además se podía quedar a cenar quien quisiera, una paella popular que se estaba preparando, para después de la carrera . Y una vez llegados todos a meta, comenzaron con las entrega de trofeos, quiero decir "RANAS"...



...en un podium igual de "rural" que el año pasado.

2015

2016

CARRERA LAGUNERA, PUEBLA DE BELEÑA 2.016 (9.270 METROS SEGÚN GARMIN)
Nombre
Pos. General

Tiempo
Ritmo
FRANCISCO PEÑUELAS SANCHEZ
2

38:24
4:08

Dentro de su Humildad, una carrera bien organizada, a la que me gustaría hacer un par de sugerencias: que algún tipo de vehiculo abrá la carrera y si el día es muy caluroso, que en algún vehiculo de los que indican el recorrido, tengan un poco de agua.

 Poco más que añadir, que cuando no te lo esperas ZAS, salta la Rana...

Enlace con las fotos de Virginia Ramiro y las mías propias:
(*los tres enlaces es el mismo álbum, pero creo que alguno de ellos no le funciona bien a todo el mundo*)

https://goo.gl/photos/SkdQCHfoqASz1HZr8

https://photos.google.com/album/AF1QipOFxRmIP7Fhn1F7Qa-E50Prpc7KJ2vYs3kxqbat

https://photos.google.com/share/AF1QipP5PchTY1Yw0hC0MMMQDGxS1kWD1cMXqEqbJ4DC--mCI7aNovdgK0CK6-cNmtd4yw?key=N3Qxa0FDYmFqVVY3Tm1MMTVzWTRpcVlJNTNvZUN3

Comenzamos la temporada a tope:

Hoy 2º clasificado en Puebla de Beleña.

El fin de semana pasado 4º en Ocentejo.(enlace a Ocentejo 2016)

El fin de semana anterior MMP en la Madrid-Segovia. (enlace Madrid-Segovia 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario