DE VUELTA A LOS ENTRENOS Y CON LOS OBJETIVOS MAS CLAROS QUE NUNCA

jueves, 3 de noviembre de 2016

29-10-16 MILLA CIUDAD DE GUADALAJARA, LA GRAN DEPORTIVIDAD DE LOS MÁS PEQUEÑOS

Coincidiendo con la inauguración del museo del Cross del CAUG y a la vez, con la festividad de Halloween, se celebraba la "XX Milla Ciudad de Guadalajara", organizada por el Club Atletismo Unión Guadalajara. Cita a la que no podíamos dejar de asistir, ya que es la primera carrera que disputaría mi hijo con los compañeros de su nuevo club, que además era el organizador de este evento.

Los resultados, los esperados...


Primero le tocaría el turno a Blanca, que corrió con la frescura y soltura de la últimas ocasiones, llegando a meta en tercer lugar.




Después le tocaría el turno a Carlos, en una carrera a dos vueltas"muy particular". La primera vuelta la realizaría con la cabeza de carrera, abriendo hueco con el resto de participantes...


... y la segunda vuelta, intentando dar alcance al segundo y que el cuarto no le alcanzara a él.


Poco antes de llegar a meta la cosa seguía igual, Jonatan primero, Iván segundo y Carlos tercero.


Esta carrera hubiera sido normal, si no hubiera ocurrido esto...


...como a 5 metros antes de llegar a meta, "Iván tropieza y cae al suelo", entonces mi hijo Carlos termina en segunda posición y Mateo que iba el cuarto, termina como tercero.

En la entrega de trofeos de esta carrera, los participantes y la organización se merecen un aplauso y una mención. Cuando iban a dar el trofeo a Mateo, este renunció a él, al entender que no se lo había ganado, pero aún así, la organización le entregó el trofeo como tercero, a mi hijo Carlos como segundo y a Jonatan como primero, además de entregar un trofeo al mérito a Iván por lo sucedido. Aunque se cayó, la organización no le quiso dejar sin trofeo .


Pero la gran deportividad de mi hijo y encima hacia un compañero suyo de equipo, le hicieron al final cambiarse los trofeos, ya que Carlos sabía que si no hubiera sido por la caída de Iván, no hubiera terminado en segunda posición. Pero al darse cuenta que el trofeo al mérito de Iván, era diferente al resto, mi hijo se vino un poco abajo, pasando un mal rato hasta que se tranquilizó. Hizo lo correcto, aunque al final le costó un poco asumirlo.

Un pódium muy particular, donde los corredores recibían sus trofeos sentados en sillas.

Por último me tocaría a mí...


...una milla a cuatro vueltas por el parque de La Concordia, donde salí un poco frío y no pude coger ritmo en las dos primeras vueltas.


Poco antes de finalizar la segunda vuelta, mi garmin pitó, marcando así el primer kilómetro, entonces pensé que esta carrera iba a ser un poco más larga de lo esperado. Sería ya la tercera vuelta donde empezaría a adelantar participantes y casi sin darme cuenta, esta carrera se acabó.

Mi familia participaría de forma activa, colaborando con el desarrollo y señalización de las diferentes pruebas.

Inscripción gratuita, regalos terroríficos, camisetas para todos, medallas, trofeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario